Circuito por Bruselas, Gante y Brujas | Central de Vacaciones
des de 285 €
Brussels, Belgium

Circuito por Bruselas, Gante y Brujas | Central de Vacaciones

Transport + Hotel
Creat: dilluns, 8 d’abril de 2019 - Sortida: dilluns, 14 d’octubre de 2019
preu per persona des de
285 €
Basat en 2 adults
Quant a

Descubra el encanto de Bruselas, Gante y Brujas con un una escapada de cuatro días que incluye vuelos desde Madrid, alojamiento en hotel 4* céntrico, excursión desde Bruselas a Brujas y Gante y seguro de viaje.

Sobre la ciutat
From its breathtaking medieval centre to its 21st-century temple to Surrealism, the new Magritte Museum, Brussels offers the visitor a great deal more than just beer and chocolate and is resoundingly unlike its unfortunate staid image as the home of EU bureaucrats. Indeed, Brussels is a creative, dynamic city. Its compact city centre is clustered with bars, restaurants and museums set along cobbled streets. Inevitably, most tourists head to the Grand-Place. With its ornate Flemish guild houses, impressive Town Hall and buzzing atmosphere, it would be difficult to find a more beautiful square in the whole of Europe. It deservedly is a UNESCO World Heritage site and is the city’s crowning jewel. Wander next to the nearby Royal and Sablon districts teeming with art galleries and antique shops. Throw away your map and meander down a myriad side streets, discovering flea markets, art-deco houses and boutique stores. The Bruxellois take pride in their self-effacing, intellectual sense of humour, underpinned by a strong appreciation of the bizarre. The city has a long-running love affair with the Surrealist art movement, pioneered by René Magritte, and with classic comic strips, epitomised by Hergé's boy hero, Tintin. There's a telling irony in the fact that the city's best-known landmark is the Manneken-Pis, a tiny statuette of a urinating boy. Meanwhile, all of this sits alongside world-class collections of art, fabulous cooking including mussels, frites, waffles and whelks, some of Europe’s best and unique beers (literally, there are thousands of varieties), and master-chocolatiers. The city’s cultural calendar is packed with events for everyone from the massive, raucous Foire du Midi street fair every July teeming with stalls and fairground attractions to the legendary Christmas Market that takes centre stage in the Place Sainte Catherine with 240 stalls, a skating rink, a big wheel, and numerous rides. One of the biggest events is Art Brussels, showcasing the city’s edgier, creative side and a hub for art connoisseurs from around the globe. If you’re a Euro-loving national, check out the European Quarter, centered around Schuman and the Berlaymont. Its liveliest part is the Place du Luxembourg: all its bars fill up around 6pm on week days with some of the 20,000 diplomats, politicians and civil servants who reside in the city after Brussels became the centre of international political following WWII. Open your eyes and you’ll be pleasantly surprised by all that Brussels has to offer.
Creat: dilluns, 8 d’abril de 2019 - Sortida: dilluns, 14 d’octubre de 2019
Temes
ciutats
Escapades
Ofertes
Serveis inclosos
14 d’oct.
Transport de Madrid a Brussels
Sortida
Ryanair Ryanair - FR5462
7:10 - Madrid, Barajas (MAD)
9:30 - Charleroi, Brussels South / Charleroi (CRL) Aeroport alternatiu
0 PC Sense parar
Operat per: FR
Tipus de transport: FR5462
Classe: ECONOMY
14 d’oct.
Allotjament
3 Nights
Aparthotel Adagio Brussels Grand Place
84%
A 0,0 km del centre Solament habitació 20 Boulevard Anspach, Brussels 1000 Estudio Para 2 Personas
A stay at Aparthotel Adagio Brussels Grand Place places you in the heart of Brussels, within a 10-minute walk of La Grand Place and Manneken Pis Statue. This hotel is 0.8 mi (1.2 km) from Royal Museums of Fine Arts of Belgium and 0.3 mi (0.5 km) from Brussels City Hall. Enjoy the recreation opportunities such as a health club or make use of other amenities including complimentary wireless Internet access. Make yourself at home in one of the 140 air-conditioned rooms featuring kitchens with refrigerators and microwaves. Wired and wireless Internet access is complimentary, and LCD televisions with cable programming provide entertainment. Conveniences include phones, as well as safes and desks.
Més informació
17 d’oct.
Transport de Brussels a Madrid
Tornar
Ryanair Ryanair - FR5463
9:25 - Charleroi, Brussels South / Charleroi (CRL) Aeroport alternatiu
11:50 - Madrid, Barajas (MAD)
0 PC Sense parar
Operat per: FR
Tipus de transport: FR5463
Classe: ECONOMY
1 Assegurances
Seguro (Seguro Inclusión CDV) - Región (Solo continente) - Días (4)
Observacions:

Circuito Bruselas, Gante y Brujas

Nadie puede discutir que Bélgica es un destino que sorprende. Con un mote como ‘el país del chocolate y la cerveza’ no hay duda de que lo que te espera aquí solamente puede ser bueno. Históricamente un sitio clave tanto para el comercio como la cultura, encontramos dos comunidades diferenciadas tanto por su lengua como por su historia. Se trata de Flandes y la región de Valona, esta segunda con una mayoría de hablantes francófonos. Su capital, Bruselas, que forma su propia región, se erige como la ciudad fronteriza en estas dos comunidades, por lo que es común escuchar a locales hablar tanto flamenco como francés. Así, en este circuito Bruselas, Gante y Brujas vamos a hacer un paseo por las ciudades más importantes de las comunidades norteñas de Bélgica con las mejores ofertas de vuelos + hotel que encontrarás en la red.

Qué hacer en Bruselas

En el corazón de la Unión Europea tendrás la oportunidad de conocer algunos de los rincones más bellos de país. Bruselas no solamente actúa como capital, sino que se ha ganado este título más que ninguna otra capital europea. Veamos qué destaca por encima de todo y qué no te puedes perder en este circuito Bruselas, Gante, Brujas.

Qué ver en Bruselas

Ningún viajero a la ciudad puede perderse una visita a una de las plazas más bellas del continente: la Grande Place. Esta plaza rodeada por edificios majestuosos del siglo XVII es también el lugar donde se encuentra el ayuntamiento de la ciudad. Solamente aquí te puedes pasar media mañana admirando todos los detalles de las fachadas de los edificios que la burguesía belga decidió reconstruir después de que los franceses la bombardearan en 1695. Por esta razón, son un reflejo de la arquitectura barroca de finales de siglo y de los gremios que emergían como una nueva clase social, no solamente en Bélgica, sino en el resto de Europa. Sigue la ruta por el centro para encontrar otro de los puntos más visitados de Bruselas: el Manneken pis. La fama de esta curiosa estatua de un niño miccionando en plena calle se remonta a la época medieval. Se dice que el pequeño Julien es un homenaje a los curtidores que trabajaban en esta calle, ya que era común que niños hicieran sus necesidades encima de las pieles para así curtirlas. A pesar de esto, existen otras teorías más fantasiosas sobre el porqué de su presencia en este rincón de Bruselas. Lo que sí es seguro es que esta figura, apenas sería perceptible si no fuera por la cantidad de curiosos que se acercan a ella a diario, ha desencadenado tanta admiración entre locales y visitantes que fue robada hasta tres veces. Hoy en día es todo un símbolo de la ciudad, y no es extraño encontrar que el niño ha sido vestido cuando le visites, ya que tiene un armario con más de 800 atuendos. ¿No has tenido suficiente con una estatua que hace pis? ¡Pues descubre dónde se encuentran la niña y el perro haciendo lo propio!

Sigue con un paseo por el barrio antiguo, pasando por la Bolsa o el antiguo jardín botánico, con un estupendo invernadero y jardines, y sube hasta el Palacio Real. Este majestuoso edificio sigue siendo la residencia oficial de los monarcas, aunque actualmente no viven allí. Al otro lado de la plaza donde se encuentra podrás admirar el Parlamento Federal de Bélgica. Además, desde este punto tendrás unas vistas estupendas de la ciudad. En esta zona más elevada de la ciudad se encuentra el barrio de Ixelles, con magníficos ejemplos de edificios de estilo art deco. Pasea por la Avenue Louise para hacer unas compras de altura o túmbate frente al Étangs d’Ixelles, sin olvidarte de tomar una cerveza en el Café Belga. 

Finaliza el recorrido visitando uno de los símbolos más conocidos: el Atomium. Se trata de una escultura construida con motivo de la Exposición Universal del 58 y compuesta por nueve esferas interconectadas entre sí. 

Qué comer en Bruselas

Aunque la cocina belga está muy ligada a la francesa, existen platos típicos que solamente podrás degustar en esta ciudad, al menos tal y como su tradición culinaria los ha concebido.

-Mejillones: Es curioso que una localidad sin mar tenga este como plato típico, pero lo cierto es que las moules marinière, cocinadas al vapor con vino blanco y hierbas aromáticas, son las más demandadas. Existen más combinaciones con este ingrediente, las cuales podrás encontrar en la pintoresca Rue des Bouchers, aunque los locales aseguran que hay que huir de esta calle si quieres degustar los más sabrosos de Bruselas.

-Patatas fritas: Cierto, las podemos comer en prácticamente cualquier parte del mundo. Así que, ¿qué las hace tan especiales? Aquí se fríen dos veces, la primera a baja temperatura y la segunda a alta. El resultado es un exterior de lo más crujiente y un interior esponjoso extremadamente delicioso. Acompáñalas de mejillones o adquiérelas en una friterie o frituur para llevar. 

-Gofres: Si caminas por según qué calles del centro, el dulce aroma de los gofres te llamará a su tienda más cercana sin duda. Acompáñalo de tantos ingredientes como te apetezcan, aunque lo más típico es hacerlo con nata montada, chocolate, helado y fruta a modo de virutas. Durante tu circuito Bruselas, Gante, Brujas tendrás muchas oportunidades de dar con la combinación de ingredientes que más te guste.

-Mucho chocolate: Hemos dejado lo mejor para el final. La cantidad de chocolatiers que encontrarás en la ciudad te va a abrumar sin duda. Entra en cualquier tienda como Frederic Blondeel o Pierre Marcolini para probar las delicias más decadentes que te puedas imaginar.

Qué hacer en Gante

La gema de Bélgica sorprende por la belleza que ha dejado en ella el paso del tiempo. Competencia directa en número de turistas con Brujas, las perlas arquitectónicas que encontrarás en esta ciudad harán que te enamores de ella. La ruta por los monumentos más interesantes de la edad medieval en Gante empieza en el castillo de Gravensteen, construido en el siglo XII y que antiguamente fue la residencia de los Condes de Flandes. A lo largo de su existencia ha hecho la función de prisión, de corte y hasta de fábrica, pero hoy en día es un museo donde te sorprenderás con ejemplares de objetos usados antiguamente para la tortura y un tour para conocer la vida en el castillo durante su época de más esplendor. De camino hacia el centro cruzarás el puente de Sint-Michielshelling, que profiere una de las vistas más admiradas hacia una de las plazas en las que se encuentran más monumentos. El primero de ellos es la iglesia de San Nicolás (Sint Niklaaskerk), construida en estilo gótico junto al mercado de cereales. Destaca el campanario de Gante, que ha sido nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y domina las alturas de la ciudad. Por otro lado, también encontramos la Catedral de San Bavón. Una de sus peculiaridades es que en él se encuentra uno de los primeros cuadros pintados al óleo. Creado en el siglo XV, se trata de la Adoración del Cordero Místico, llamado también Políptico de Gante. Vale la pena una visita a la parte que aún queda en pie de la abadía que precedió a la catedral, destrozada casi en su totalidad en el siglo XVI por Carlos V.

Uno de los rincones más fotogénicos de Gante son Graslei y Korenlei, los muelles por los que podrás navegar en barquita y admirar las preciosas casas gremiales que se encuentran junto al canal del Lys. Tómate una de sus cervezas junto al agua y disfruta de los días de buen tiempo, es todo un lujo. 

Pero no todo es antiguo en esta ciudad. Si quieres algo más alternativo, te recomendamos hacer una ruta por los mejores grafitis y Street art de Gante. Entre los más destacados están las obras de Smates, con una adaptación de la Adoración del Cordero Místico o Werregarenstraat, un pequeño callejón en el que no queda ni una sola pared sin pintar.

Camina por la bonita calle Parteshol para descubrir alguno de los restaurantes más selectos. Aquí, te recomendamos probar una de las comidas típicas que no te debes perder en el circuito Bruselas, Gante, Brujas, el Gentse Waterzooi. Se trata de un estofado a base de una sopa de yema, nata y caldo vegetal en la que se añade el estofado de pescado o pollo junto con otras verduras. Otro lugar donde degustarlo es el impresionante Vrijdagmarkt, un edificio art deco en el que cada viernes por la mañana y los sábados por la tarde se celebra el mercado semanal.

Qué hacer en Brujas

Seguimos con la última parada del circuito Bruselas, Gante, Brujas. Esta es la oportunidad perfecta para perderte en un bonito cuento de hadas, ya que su centro histórico es de los más bellos de Europa y Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000. Los canales y calles peatonales crean un pequeño laberinto en el que vale la pena perderse para poder admirar todos los edificios que allí se encuentran. Algunos de los más importantes se encuentran en la plaza del mercado, o Grote Markt, siendo el campanario el que predomina por encima de todos. Encuentra las estatuas de Breydel y Coninck en el centro, dos héroes del siglo XIV. Cada uno de los edificios de la plaza tiene su propia historia, como es el caso de la casa Cranenburg, donde fue encarcelado el emperador Maximiliano de Austria. Se dice que, desde la ventana de su celda, vio en primera persona cómo se ejecutaba a cada una de las personas que formaban su séquito. Si visitas Brujas un miércoles por la mañana, aquí encontrarás el mercado, lleno de paradas con productos frescos.

Continúa hacia otra de las plazas más importantes, la plaza Burg. Aquí se encuentra el Stadhuis, el concistorio del siglo XIV. Anterior incluso a uno de los ayuntamientos más antiguos de Europa es la basílica de la Santa Sangre, que fecha del siglo XII. En su interior, se dice que existe una reliquia con unas gotas de sangre de Cristo.

Si quieres adentrarte en la verdadera vida de la ciudad medieval, te recomendamos que visites Begijnhof, antiguo beguinaje donde han vivido mujeres cristianas devotas con el fin de ayudar a los más desamparados desde 1245. Entra en los edificios que conforman el recinto y descubre el día a día de estas mujeres. Antes de despedirte del centro, te recomendamos capturar las mejores vistas desde el muelle del Rosario, que te presentará una de las perspectivas más fotogénicas del canal de Dijver.

Si por algo se caracteriza esta zona junto al país vecino, es por la cantidad de molinos de viento que se construyeron para aprovechar la fuerza de este fenómeno meteorológico. En Brujas aún siguen en pie algunos como el Sint Janshuysmill, rodeado por prados verdes y con unas estupendas vistas a los canales de la ciudad.

¿Y qué comer en esta bonita ciudad? Además de las omnipresentes patatas fritas, te recomendamos otro de los platos más demandados. Se trata de los espárragos blancos, que en este caso se preparan hervidos y cocinados en una salsa de mantequilla, aliñado todo con huevo hervido troceado. Además, te recomendamos que visites el museo de la cerveza para conocer más sobre la bebida nacional y acercarte a De Halve Maan Brewery, una cervecería independiente en la que puedes catar algunas de las cocciones más selectas.

¿Ya tienes claro el recorrido para tu circuito Bruselas, Gante, Brujas? En Centralevacaciones.com encontrarás paquetes de viajes baratos para que tu economía no se resienta de unas vacaciones que sin lugar a duda no vas a olvidar.


preu per persona des de
285 €
Basat en 2 adults
Resum del viatge
2 Adults
14/10/2019 - 17/10/2019
nits 3
Aquesta idea inclou
Destinacions 1
Transports 2
Allotjaments 1
assegurances 1