Combinado: viaje a Bruselas y Ámsterdam | Central de Vacaciones

Combinado: viaje a Bruselas y Ámsterdam | Central de Vacaciones

Disfrute de una escapada a Amsterdam y Bruselas, con nuestra idea de viaje a Paises Bajos que incluye vuelos desde Madrid, alojamiento en hoteles 3* y 4* y seguro de viaje.

Themes: Cities Multidestination Getaways

Your day to day

14/03/2020ECONOMY
Madrid
Brussels
Spain
Barajas / 10:05
Ryanair FR 2944 Ryanair
2h 25m Nonstop
Belgium
12:30 Brussels Natl
14/03/2020 16/03/2020

Brussels

About the city

From its breathtaking medieval centre to its 21st-century temple to Surrealism, the new Magritte Museum, Brussels offers the visitor a great deal more than just beer and chocolate and is resoundingly unlike its unfortunate staid image as the home of EU bureaucrats. Indeed, Brussels is a creative, dynamic city. Its compact city centre is clustered with bars, restaurants and museums set along cobbled streets. Inevitably, most tourists head to the Grand-Place. With its ornate Flemish guild houses, impressive Town Hall and buzzing atmosphere, it would be difficult to find a more beautiful square in the whole of Europe. It deservedly is a UNESCO World Heritage site and is the city’s crowning jewel. Wander next to the nearby Royal and Sablon districts teeming with art galleries and antique shops. Throw away your map and meander down a myriad side streets, discovering flea markets, art-deco houses and boutique stores. The Bruxellois take pride in their self-effacing, intellectual sense of humour, underpinned by a strong appreciation of the bizarre. The city has a long-running love affair with the Surrealist art movement, pioneered by René Magritte, and with classic comic strips, epitomised by Hergé's boy hero, Tintin. There's a telling irony in the fact that the city's best-known landmark is the Manneken-Pis, a tiny statuette of a urinating boy. Meanwhile, all of this sits alongside world-class collections of art, fabulous cooking including mussels, frites, waffles and whelks, some of Europe’s best and unique beers (literally, there are thousands of varieties), and master-chocolatiers. The city’s cultural calendar is packed with events for everyone from the massive, raucous Foire du Midi street fair every July teeming with stalls and fairground attractions to the legendary Christmas Market that takes centre stage in the Place Sainte Catherine with 240 stalls, a skating rink, a big wheel, and numerous rides. One of the biggest events is Art Brussels, showcasing the city’s edgier, creative side and a hub for art connoisseurs from around the globe. If you’re a Euro-loving national, check out the European Quarter, centered around Schuman and the Berlaymont. Its liveliest part is the Place du Luxembourg: all its bars fill up around 6pm on week days with some of the 20,000 diplomats, politicians and civil servants who reside in the city after Brussels became the centre of international political following WWII. Open your eyes and you’ll be pleasantly surprised by all that Brussels has to offer.

More info

The President Brussels Hotel

80%
  • At 1.7 km from the center
  • Blvd. du roi albert ii, 44, Bruxelas
A stay at The President Brussels Hotel places you in the heart of Brussels, steps from Place Charles Rogier and a 3-minute drive from City 2 Shopping Mall. This 4-star hotel is 1 mi (1.6 km) from Spontaneous Art Museum and 1.2 mi (1.9 km) from Schae...
More info
  • Standard Twin Room, 2 Twin Beds, Non Smoking (1)

  • ROOM ONLY

  • 2 Accommodation nights

16/03/2020ECONOMY
Brussels
Amsterdam
Belgium
Brussels-North station / 7:00
FlixBus B.V. FLIXNL FlixBus B.V.
2h 45m Nonstop
The Netherlands
9:45 Amsterdam Sloterdijk
16/03/2020 18/03/2020

Amsterdam

About the city

Amsterdam has an atmosphere all of its own, through an amalgam of concentric canals, vintage bicycles, idyllic parks and scintillating galleries. Few experiences can compare with cycling the Grachtengordel, the girdle of canals that radiate south from Central Station that are lined with a crazy quilt of narrow residences dating from the city's Golden Age. While motor vehicles customarily blight the cityscapes of other European capitals, a constant flow of bicycles seem only to enhance Amsterdam’s beauty. Enter an alternate universe where non-motorised transport is the norm, every bridge and thoroughfare features a bike lane and motorists customarily defer to their two-wheeled counterparts. Amsterdam remains a global crossroads and an ever-vibrant centre of art, music and culture, with a never-ending cavalcade of exhibitions, concerts, plays and festivals. Aside from such monoliths of art as the Rijks and Van Gogh museums, there are myriad less-visited spaces on quirkier themes. The festival line-up is equally varied, devoted to everything from fringe theatre to minimal music to tattoos, and in late summer the renowned canals become the stage for a series of chamber music concerts. Revelry is at its peak on King’s Day, a birthday party for the King This is when the capital is clad in patriotic orange, the canals brim with party boats and the city turns into a huge flea market as everyone empties their closets on the pavement and hawks their clutter.

More info

XO HOTELS Blue Square

60%
  • At 5.2 km from the center
  • Slotermeerlaan, 80, Amsterdam 1064 HD
This hotel is located close to a shopping centre and a local market which is open every day for business. Just five minutes' walk from the hotel, guests will find restaurants and bars, while the city centre and Dam Square are 5 kms away. Guests can a...
More info
  • Twin room - Economy (1)

  • ROOM ONLY

  • 2 Accommodation nights

18/03/2020ECONOMY
Amsterdam
Madrid
The Netherlands
Schiphol / 19:10
Iberia Airlines IB 3725 Iberia Airlines
2h 35m Nonstop
Spain
21:45 Barajas
1 Insurances
  • Seguro (Seguro Inclusión CDV) - Región (Solo continente) - Días (5)
Remarks

Ideas para tu viaje a Bruselas y Ámsterdam


Una lengua compartida, un patrimonio pictórico que no admite comparación, una geografía poco accidentada, leyes pioneras en cuestiones sociales, alimentos y recetas que triunfan en todo el mundo… Estas son solo algunas de las características que Bélgica y los Países Bajos tienen en común, y que ahora podrás conocer con un tour por Europa a tu medida. Con este increíble viaje a Bruselas y Ámsterdam, descubrirás a tu aire sus principales los reclamos turísticos y la exquisita gastronomía de estas dos ciudades, las más importantes en cada una de estas naciones.

Prepárate para recorrer dos urbes cargadas de historia y de impresionantes edificios que resumen a la perfección la esencia de dos destinos imprescindibles del Viejo Continente. ¿Aún no tienes tu reserva?

Cómo llegar a Bruselas

Sin duda, la capital belga y de la Unión Europea ha sido una de las ciudades que más se han beneficiado del boom de los vuelos lowcost. Por su comodidad, rapidez y buen precio, los viajes a Bélgica en avión aumentan año tras año.

Si tú también quieres apostar por este medio de transporte durante tus vacaciones en Bruselas y Ámsterdam, te encantará saber que existen numerosas ciudades españolas con vuelos directos a Bruselas: Alicante, Barcelona, Fuerteventura, Girona, Gran Canaria, Ibiza, Lanzarote, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Reus, Santander, Sevilla, Tenerife, Valencia, Valladolid, Vigo y Zaragoza.

Los dos aeropuertos más cercanos a Bruselas son el aeropuerto de Charleroi, situado 55 km al sur de Bruselas, y el aeropuerto de Bruselas-Zaventem, el más importante del país.

No obstante, también tienes la opción de viajar a Bruselas en tren desde las principales ciudades europeas, como Londres, París o Ámsterdam. A pesar de ser un medio de transporte mucho más lento que el avión —y, en muchos casos, más caro—, se trata de una solución perfecta para realizar escapadas a Brujas, Gante, Amberes u otras ciudades flamencas.

Incluso, podríamos referirnos a los viajes en autocar a Bruselas, poco aconsejables por su precio y por la duración del trayecto: desde Barcelona, te aguardan 1.350 km de carretera, y desde Madrid, 1.550 km.

Qué ver en Bruselas

En las últimas décadas, se ha extendido la creencia —por no decir prejuicio— de que Bruselas no es más que una ciudad de funcionarios. Nada más lejos de la realidad. Aunque carece de la oferta de ocio de otras capitales europeas, lo cierto es que este destino reúne infinidad de reclamos turísticos que justifican la visita.

Uno de ellos es su casco antiguo, donde se halla una de las imágenes más icónicas de Bruselas: la Grande-Place, considerada por muchos como una de las plazas más bonitas de Europa. Rodeándola, se despliegan preciosas casas gremiales, la sede del Ayuntamiento y la Casa del Rey. Si organizas tu viaje a Bruselas en un año par y en agosto, dedica un tiempo a admirar la espectacular alfombra de flores que la cubre en su totalidad, confeccionada con 700.000 begonias.   

También en el centro histórico, tendrás la oportunidad de contemplar otro de los grandes iconos bruselenses: el Manneken Pis, una pequeña estatua de bronce que representa un niño orinando y que es en realidad una fuente. Dado que el pequeño está desnudo, son muchos los países que le han regalado trajes típicos regionales, uniformes o disfraces, confeccionados a medida para vestir esta inusual obra de arte. En total, el fondo de armario de esta escultura ronda los 800 trajes, conservados en su mayoría en el Museo de la Ciudad, en la Casa del Rey.

No menos característico es el Atomium, una estructura de acero de 102 m construida con motivo de la Exposición General de Bruselas de 1958. La esfera superior está abierta al público. Al pie del monumento, podrás visitar Mini Europe, un recinto con maquetas de algunos de los edificios europeos más importantes.

Otro lugar que no puedes perderte es la esbelta catedral de San Miguel y Santa Gúdula, levantada en estilo gótico brabantino e inaugurada en 1519. No menos destacable resulta la sede del Parlamento Europeo ni la torre Negra, vestigio de las antiguas murallas que protegían la ciudad. Lo mismo podría afirmarse del Palacio de la Bolsa y del antiguo Palacio de Justicia, uno de los más grandes a nivel mundial.

Como podrás comprobar, Bruselas también cuenta con numerosos parques y zonas verdes. En este sentido, conviene mencionar el Parque de Bruselas, junto al Palacio Real, el parque del Cincuentenario, de clara inspiración parisina; el jardín botánico y la bella plaza de Ambiorix. En las afueras, podrás pasear por el Bois de la Cambre y el Fôret de Soignes en la vecina localidad de Tervuren resultan imprescindibles.

En cuanto a los museos de Bruselas, la lista de opciones es, por lo menos, igual de generosa. Uno de los must-see por antonomasia es el Museo Magritte, dedicado al pintor que lideró el surrealismo en Bélgica. También merece la pena conocer el Museo Horta, acerca del legado del arquitecto modernista Victor Horta; los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica, con una extensa colección de artes plásticas en la que no faltan los más hermosos tapices de Flandes; Autoworld, que acoge unos 300 automóviles de diversas épocas; el Museo del Ejército, el Museo de los Instrumentos Musicales y, por supuesto, el Museo del Cacao y del Chocolate. 

No debería de extrañarnos la existencia de esta última institución, ya que el chocolate belga es uno de los más apreciados del mundo. Eso sí: este dulce capricho comparte protagonismo culinario con la cerveza —de hecho, muchos aseguran que Bruselas es la capital mundial de esta bebida—, los mejillones a la bruselense —el plato estrella de la ciudad—, los irresistibles gofres y las patatas fritas, que surgieron precisamente de los fogones belgas.

Por último, vale la pena recordar que Bélgica ha sido la cuna de algunos dibujantes de cómics que han traspasado fronteras. Sin duda, todos hemos reído con las aventuras de Tintín, Astérix y Obélix o los pitufos, por lo que no está de más llevarse algunas de sus historietas como souvenir de tu escapada a Bruselas.

Cómo ir de Bruselas a Amsterdam

Aunque se pueden tomar vuelos a Ámsterdam desde Bruselas, lo más recomendable por precio y comodidad es optar por viajar a Ámsterdam en tren. Los trenes que cubren este trayecto operan, aproximadamente, entre las 06:00 h y las 22:00 h, por lo que es una opción que permitirá aprovechar al máximo este circuito combinado. De este modo, en menos de dos horas, estarás en el corazón de la principal ciudad de Holanda, así como su capital de facto.

Otra buena elección es ir de Bruselas Ámsterdam en autobús, ya que pueden encontrarse billetes a partir de 5 euros. La duración del trayecto es de unas cuatro horas, aproximadamente.

No obstante, si prefieres tomar un vuelo a Ámsterdam, aterrizarás en el Aeropuerto Internacional de Ámsterdam-Schiphol, situado a 15 km del centro urbano. Para hacer el transfer, lo más cómodo es tomar un tren desde el aeropuerto. De este modo, en unos pocos minutos, estarás en la majestuosa estación Central, un lugar inmejorable desde el que iniciar tu ruta por Ámsterdam. 

Qué ver en Ámsterdam

A pocos pasos de la principal estación de ferrocarril, se alza la iglesia de San Nicolás, levantada en honor del patrón de la ciudad a finales del siglo XIX. Hoy por hoy, esta es la iglesia católica mejor conservada de Ámsterdam, así como uno de sus edificios más emblemáticos. Otra construcción religiosa que conviene descubrir es la iglesia del Oeste o Westerkerk, una de las más antiguas de la ciudad. Situada en la parte más occidental del barrio de Grachtengordel y dedicada al rito calvinista, cuenta con un campanario de 86 m, desde el que gozarás de unas vistas inenarrables.

Ahora bien: si por algo destaca esta ciudad holandesa —con permiso de sus canales— es por su barrio Rojo, el distrito canalla de Ámsterdam. Sus burdeles con escaparates y sus mundialmente coffee shops, donde se puede consumir legalmente la marihuana, son únicos en el mundo.  

No muy lejos de allí, y en la zona histórica, se despliega uno de los puntos neurálgicos de Ámsterdam: la plaza de Dam, en cuyos alrededores se hallan el opulento Palacio Real o Koninklijk, de la primera mitad del siglo XVII; la iglesia Nueva o Nieuwe Kerk, originaria de 1385; el Monumento Nacional de la Liberación, dedicado a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial, y algunos de los hoteles en Ámsterdam más modernos.

Otro enclave que no puede faltar en tu tour por Ámsterdam es el mercado de las Flores o Bloemenmarkt, donde podrás encontrar todo tipo de flores ornamentales —incluyendo los tulipanes, la flor nacional holandesa—, así como tiendas de recuerdos. En cualquier caso, si decides hacer algunas compras aquí, ten presente que los precios no son especialmente económicos. El mercado, ubicado junto al canal de Singel, abre todos los días las 09:00 h a las 17:00 h.

Y ya que hemos hablado de la naturaleza, resulta obligado referirse al pulmón verde por excelencia de esta ciudad holandesa: el Vondelpark, un parque de 47 hectáreas que tiene el privilegio de ser el más extenso de los Países Bajos. Inaugurado en la segunda mitad del siglo XIX, se trata de un lugar ideal para quienes tienen en mente viajar a Ámsterdam con niños. Además, con la llegada del buen tiempo, también acoge espectáculos de teatro y música. También alberga el Museo del Cine o Filmmuseum, que organiza de vez en cuando pases gratuitos.

En este sentido, y en relación con la oferta de museos en Ámsterdam, la ciudad hará las delicias de cualquier viajero aficionado a las bellas artes. Uno de los más visitados es el Museo de Van Gogh, que concentra la mayor parte de las obras del genial pintor postimpresionista. El precio de la entrada no es barato, pero merece la pena pagarlo. También se organizan exposiciones temporales. No menos interesante es el célebre Museo Nacional de Ámsterdam o Rijksmuseum, consagrado al arte, la artesanía y la historia. Sus salas acogen una nutrida colección de pinturas del Siglo de Oro holandés, así como una generosa colección de arte asiático y egipcio. Su principal tesoro es la Ronda de noche, de Rembrandt, un lienzo monumental que ha sido acuchillado dos veces a lo largo de su historia (en 1911 y 1975) y rociado con ácido en 1990 por un desequilibrado.

Para conocer más a fondo la obra de este artista barroco universal, nada mejor que acercarse a la Casa-Museo de Rembrandt o Rembrandthuis, una sencilla vivienda en la que residió el artista holandés durante la primera mitad del siglo XVII. En los pisos superiores y el sótano, se exhiben bocetos y magníficos cuadros.

En cualquier caso, pocos museos en Ámsterdam son tan emotivos como el Museo de Ana Frank, que se halla en la casa en la que la adolescente judía, su familia y otros ciudadanos perseguidos por los nazis trataron sin éxito de escapar de ser deportados a los campos de concentración del Tercer Reich. El Museo de Ana Frank se divide tres espacios: una oficina, la casa de los Frank y, por último, una tercera casa montada para albergar una exposición que giran en torno al diario de Ana Frank.

Otro museo singular es el Museo del Sexo o Templo de Venus, situado en la calle de Damrak, y que recorre la historia de la sexualidad a través de pinturas, esculturas y fotografías.

Para poner el broche de oro a tu viaje a Bruselas y a Ámsterdam, te recomendamos que aproveches tu paso por la ciudad neerlandesa para llevarte a casa alguno de los tradicionales quesos holandeses: Maasdam, Gouda, Edam… En cualquier quesería, te informarán acerca de sus características. Otro souvenir casi obligado son los tradicionales zuecos, ya sean los originales de madera o las miniaturas en cerámica, así como los bulbos de tulipán.


Summary

Combinado: viaje a Bruselas y Ámsterdam | Central de Vacaciones
Combinado: viaje a Bruselas y Ámsterdam | Central de Vacaciones